ESCRITO DEL COLECTIVO DE PROFESORADO DE EDUCACIÓN FÍSICA DE ARAGÓN

    Ante el comunicado realizado por la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dña. Dolores Serrat y el director de Ordenación Académica, D. Marco Aurelio Rando el pasado lunes 10 de marzo de 2014, presentando la propuesta de distribución horaria semanal de las asignaturas por curso para la etapa de Educación Primaria, como consecuencia de la implantación de la LOMCE en Aragón, que será aplicada en los centros el curso 2014-15, el profesorado de Educación Física, manifiesta su más profundo desacuerdo e indignación porque:

1º La Educación Física incorpora a la educación básica conocimientos, destrezas, capacidades y actitudes relacionadas con el cuerpo y la actividad motriz que inciden directamente en el desarrollo integral de la persona, en su salud, su calidad de vida y su desarrollo cognitivo, relacional y afectivo.

2º. La Educación Física contribuye de forma decisiva al logro de los objetivos generales y las competencias clave de la etapa de Primaria.

3º. La Educación Física es, en muchos casos, la única opción para compensar las limitaciones impuestas por las restricciones del medio y la actual forma de vida sedentaria de nuestra infancia: obesidad, sedentarismo, adicción a las pantallas y videojuegos, falta de espacios y momentos de relación entre iguales, etc. promoviendo una utilización constructiva del ocio y del tiempo libre, un estilo de vida saludable y unas relaciones humanas más constructivas.

Tal y como expresa el Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria, “es muy importante tener en cuenta que se estima que hasta un 80% de niños y niñas en edad escolar únicamente participan en actividades físicas en la escuela, tal y como recoge el informe Eurydice, de la Comisión Europea de 2013; por ello la Educación Física en las edades de escolarización debe tener una presencia importante en la jornada escolar si se quiere ayudar a paliar el sedentarismo, que es uno de los factores de riesgo identificados, que influye en algunas de las enfermedades más extendidas en la sociedad”.

Reducir horas bajo el pretexto de que las extraescolares pueden suplirlas es ignorar la triste realidad de que muchas familias carecen de recursos económicos para pagar esas actividades, promoviendo desigualdades incoherentes con la educación básica para todos. Por otro lado, tampoco son comparables las actividades extraescolares o el tiempo de recreo, con la clase de educación física, ya que ésta supone un estímulo educativo curricular, intencional, planificado y evaluable dirigido por un profesional.

La realidad demográfica de las distintas zonas y comarcas de Aragón tampoco concede la misma facilidad a todos sus habitantes para la realización de este tipo de actividades extraescolares, siendo las áreas urbanas o las más pobladas las más favorecidas en detrimento de las zonas rurales.

4º. En Educación Física todo aprendizaje se plantea a partir de la vivencia, la experiencia y la acción, dado que el cuerpo, el movimiento y las conductas motrices son los instrumentos y, a la vez, los contenidos básicos del área. Por tanto es prioritario incrementar al máximo los tiempos de vivencia motriz, los momentos en los que el alumnado está efectivamente en acción.

5º La distribución horaria actual cumple la normativa LOMCE del 50% de la carga horaria troncal y por lo tanto no resulta necesario disminuir ninguna de las áreas, artística y educación física. Existe un precedente en una comunidad limítrofe como es La Rioja, en la que han establecido una distribución horaria sin que el área de educación física haya perdido ninguna hora.

Las decisiones tomadas no tienen ninguna base técnica sino que se basan en decisiones puramente políticas que nada tienen que ver con la realidad actual de la educación física que se realiza en los centros de Aragón.

Según estudios oficiales del Parlamento Europeo, el Consejo Superior de deportes y el Libro Blanco de Aragón, existen recomendaciones y necesidades de mantener un mínimo de tres horas de educación física semanales en edad escolar. Entre ellos destacar el:

  • INFORME DEL PARLAMENTO EUROPEO SOBRE LA FUNCIÓN DEL DEPORTE EN LA EDUCACIÓN (PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO SOBRE LA FUNCIÓN DEL DEPORTE EN LA EDUCACIÓN (2007/2086 (INI)).

    “… la educación física es la única materia escolar que tiene por objeto preparar a los niños para una vida sana, concretándose en su desarrollo            físico y mental general inculcándoles valores sociales importantes, como la honradez, la autodisciplina, la solidaridad, el espíritu de equipo, la tolerancia y el juego limpio.”

    Por ello se pide “a los Estados miembros que hagan obligatoria la educación física en la enseñanza primaria y secundaria y acepten el principio de que el horario escolar debería garantizar al menos tres clases de educación física por semana, si bien debería animarse a las escuelas a superar, en la medida de lo posible, este objetivo mínimo”.

Existen precedentes en estudios europeos como el de Políticas y Prácticas de la Educación Física en la Unión Europea que ya advierten del error que supone la reducción de horas del área de educación física, debido a que repercute directamente en el aumento de la obesidad y el sedentarismo de la población a corto plazo, siendo ambas enfermedades consideradas por el Ministerio de Sanidad, como las epidemias del siglo XXI en la Unión Europea.

    Y ¿cómo conseguir entonces alcanzar los ambiciosos objetivos educativos que se le reconocen a la Educación Física?... ¿Reduciendo horas?  No parece coherente. Desde el compromiso y la convicción que nos reporta el creer firmemente en el valor de lo que hacemos día a día, en los patios, en los gimnasios de nuestros centros, para ayudar a educar personas más felices, saludables y respetuosas, solicitamos, tal y como recomienda el Parlamento Europeo, que se instauren las tres  horas semanales para toda la Primaria.

 

Contacto

EDUCACIÓN FÍSICA masefaragon@gmail.com